GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Carlos Dorna “Para el realizador es impresci...

Carlos Dorna “Para el realizador es imprescindible ver la reacción de la gente. El público es quien completa la obra.”

El cineasta argentino Carlos Dorna será uno de los docentes que impartirá en Santiago la Masterclass “Cómo enfrentarse al primer proyecto cinematográfico” junto a Iván Iannamico de Línea Sur Cine Argentina junto a Clip Producciones este 21 y 22 de noviembre.

Carlos Dorna ha desempeñado su trabajo entre literatura y el cine. Escribió y dirigió cuatro cortometrajes: Tu respiración (2007), La torta (2008), Mariana (la mujer que se rescató a si misma) (2009) y Texto (2014). El cortometraje “Texto” seleccionado en el festival internacional Maipù Cortos, “Primeros diecisiete”, “Raquelita” y “La Caja” (2013) “El librero” (2014) y “Efraín” (2015). Ha escrito cuatro guiones de largometrajes “El capitán Aníbal” (2010), “Oxímoron” (2011), “Cabos sueltos” (2012) y “Ganarle al tiempo”.

Recibió el primer premio del XII Certamen nacional de narrativa y poesía de Azul con el cuento “El librero alemán” y una mención por el cuento “La plancha de Mirta”, una mención en narrativa de la SADE (Sociedad Argentina de Escritores) Filial Zárate y el segundo premio en el certamen “Amigos del Tango” de Villa Ángela con su cuento “De gusano a mariposa”.

Actualmente dirige el taller de realización cinematográfica Línea Sur. Es el programador de diversos festivales internacionales de cine (Cine Petiso, Flor Azul, Festival de Viedma).

Conversamos con Carlos para conocer un poco más sobre él, su experiencia y contarnos cómo será el masterclass que realizará en Santiago:

¿Cómo fue tu acercamiento al guión cinematográfico?

Esencialmente soy escritor. Siempre me atrajo el arte audiovisual, por completa, por aglutinar al resto de las artes. Lo más importante es saber que uno como artista, como realizador tiene la necesidad de escupir, de vomitar algo que está adentro. Una respuesta a preguntas internas que por ahí ni nosotros mismos sabemos cuáles son. Las historias son una excusa para gritar eso que está adentro. Por lo tanto cualquiera de nosotros está capacitado para escribir un guión, de hacer una película. Lo importante es tener a alguien, como me pasó a mí, que te facilite las herramientas técnicas para lograr ese código universal que es el guión.

Las historias están a la vuelta de la esquina. O más cerca aún, en la misma familia de uno. Lo más importante es ser observador. Observador pasivo, no juzgar. Entender al otro. Y preguntarse todo el tiempo el porqué de las acciones, de las cosas. Como muchas veces decimos en nuestro taller “VAMPIRIZAR” las historias. Estar atentos a nuestro alrededor. De ésta manera uno puede crear personajes mucho más humanos. Con sus lados más loables pero también su lado más oscuro. Como vos o como yo. Y de ésta manera el espectador puede conectarse mucho más con ellos y así con la historia.

Los personajes son más importantes que las historias. Son ellos los que las modifican. Desde el taller todo el tiempo recalcamos esto. La historia es una excusa para contar personajes complejos. Vos podes tener una historia atrapante pero si los personajes no fueron trabajados desde un perfil completo, sus acciones no están justificadas y la historia se hace añicos.

¿Cuáles son los mayores desafíos al realizar cine?

La realización de una película tiene muchos momentos. Y lo importante para lograr que esa película se estrene es entender que el camino es muy largo y que lleva mucha energía de uno como productor independiente. Muchas veces sucede que nos empantanamos en un lugar de la escritura que no va ni para atrás ni para adelante. Y esto genera un fracaso personal y dejamos de escribir. Esta crisis se soluciona de una sola manera, seguir escribiendo por más que lo que aparezca no nos convenza. Después llegará el momento de eliminar escenas. Pero si dejamos de escribir el proyecto se muere.

Después, una vez que el guión está listo, aparece un desafío mayor: encontrar financistas que quieran apostar por tu proyecto. Ese puede ser desde un familiar, un amigo, o un productor privado o estatal. Y ese camino es tedioso. Porque ahí es cuando uno tiene que convencer a la otra persona que tu historia tiene “potencial comercial”.

Con los cortometrajes es parecido, por ahí el productor es uno mismo, sabiendo que vas a invertir un dinero que no vas a rescatar. Pero lo recuperas de otra manera, estando en festivales por ejemplo que es un momento mágico.

Otro momento desafiante es el rodaje. Como director es sublime ese momento. Hay momentos que uno observa a todo el equipo que está trabajando en tu proyecto que alguna vez fue un germen, una semilla, tres palabras. Eso es impagable. Difícil de explicar. Es glorioso.

Por último, el desafío final es lograr que la película se vea. El público es quien termina de darle un sentido a la obra. Y eso es importante para que el proyecto no termine encajonado. Cuando hablamos de público no siempre es pensar el éxito en una sala de un Village o Cinemark sino pensar también en la posibilidad que tu película sea vista en una plaza de un pueblo repleta de los lugareños del lugar. Saber que hubo un público que sintió cosas con tu obra.

En el taller le decimos a los nuevos realizadores que no se limiten a festivales grandes, a veces es glorioso también llegar a un pueblo perdido en el monte colombiano por ejemplo o en un pueblo del norte de Chile. Esos festivales más chicos tienen un calor artístico y humano que muchos otros festivales grandes han perdido. Para el realizador es imprescindible ver la reacción de la gente. El público es quien completa la obra artística.

¿Cuál crees que es la importancia que tienen los festivales de cine en los territorios?

Los festivales de cine son un espacio de conexión entre territorios desde lo cultural a lo social. Es un hermoso trabajo poder bucear entre los más diversos jóvenes (o viejos) creadores de todo el mundo. Enterarnos por ejemplo que existía un país que se llama Timor Oriental en el sudeste asiático y que desde allí también nos hicieron llegar su película. Es un gran logro poder facilitar la exhibición de obras de distintos rincones del mundo en territorios que probablemente se les haga difícil llegar a las nuevas miradas en el cine.

Hemos llegado a clasificar 750 cortometrajes para un solo festival. Por ejemplo ahora estamos programando un festival de cine en la ciudad de Cinco Saltos, una ciudad de 25.000 habitantes en el sur de Argentina. Ya tenemos 360 inscripciones de 36 países que se interesaron en estar presentes en el festival y todavía faltan 2 meses de recepción. ¿Te imaginas lo que es para ese pueblo tener obras de Malta, Andorra, India, Rusia, Irán por ejemplo? Es unir miradas diferentes sobre el mundo en un lugar inhóspito. Raro a la vez ya que las historias de lugares tan remotos nos hermanan porque los conflictos son inherentes a la humanidad. Es un espectáculo único para toda la región.

Pero por otro lado, los primeros pasos de los creadores se traducen en cortometrajes. Es un descubrimiento “a dos puntas”. De los creadores, descubriendo este mundo de trabajo en equipo y mostrando su lenguaje cinematográfico. De los espectadores, descubriendo a las culturas, a los cineastas, al arte al fin que se viene.

¿Qué esperas de la próxima master class que realizarán en Chile?

Tanto Iván Iannamico como yo esperamos que la Master Class sea un punto de partida para que los asistentes se animen a planear sus próximos proyectos. El objetivo del encuentro es acompañarlos como tutores en los primeros pasos de un proyecto cinematográfico, cómo enfrentarse a la hoja en blanco.

Nuestra expectativa está orientada a que la master class sea una herramienta útil, creemos que es así. Para que nuestra visita a Chile sea exitosa, necesitamos que los concurrentes a la master class salgan modificados, entusiasmados, animados a comenzar a mover ese “elefante creativo” que cuesta que empiece a caminar, pero cuando arranca, no lo para nadie.

Es la primera vez que vamos a darla fuera de Argentina y es todo un suceso para nosotros. Proyectamos volver a realizar la master class en otras ciudades de Chile de la mano de nuestros hermanos y amigos de Clip Producciones.

 


Sí quieres conocer más información del masterclass ingresa aquí e inscríbete: https://is.gd/jfaC16

Plan de Estudios
21 de noviembre
17:00 Apertura y presentación de Línea Sur Cine y Clip Producciones.
17:30 Perfil de personajes (trabajo en conjunto con los participantes).
20:30 Guión literario (trabajo en conjunto con los participantes).
22:00 Final clase primer día.
22 noviembre
17:00 Apertura y revisión del día 1.
17:30 Dirección y guión técnico (trabajo en conjunto con los participantes).
19:30 – 20:30 – Coffe Break.
20:30 Producción y armado de presupuestos (trabajo en conjunto con los participantes)
22:00 Clausura.
Valores Inscripción
Durante septiembre $40.000
Durante octubre $50.000
Durante noviembre $60.000.
La inscripción incluirá una carpeta con material de apoyo.

Inscripciones en: www.clipproducciones.cl/masterclass/


RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP