GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

“El espanto” se estrena en Bafici 2017

“El espanto” se estrena en Bafici 2017

Cuando pensamos en Macondo, ese pueblo ficticio del realismo mágico, imaginamos inmediatamente un lugar lleno de personajes extraños, increíbles y altamente sorprendentes. Recordamos enseguida los diferentes inventos  y artilugios de Melquíades los que combinan alquimia, magia y modernidad. Si pensáramos en El Dorado, pueblo donde se desarrolla la película argentina El espanto de Martin Benchimol y Pablo Aparo, nos situaríamos en un pueblo muy diferente, pero no menos entrañable.

En El Dorado, las dolencias y males antiguos están a la vuelta de la esquina, pero los doctores no sirven, pues en este lugar nadie cree en la medicina tradicional y menos la practica. En cada casa hay un dolor diferente, pero también un curandero que puede ponerle fin. En este recóndito pueblo argentino las curas caseras reemplazan a la medicina tradicional. Toda dolencia es tratada por los vecinos, excepto “el espanto”, una rara enfermedad que ataca a las mujeres y sólo es curada por un anciano, a quien nadie se anima visitar. Un extraño microclima es el nicho de los misterios que impiden llegar a certezas sobre “el espanto”.

Los personajes nos introducen en este mundo, donde se combinan las creencias religiosas, el esoterismo y los duros preceptos acerca de la familia. Entre bendiciones, sapitos atados a hilos rojos y grandes dosis de adrenalina, los misteriosos personajes pasan sus días en una lenta y familiar rutina de conversaciones y actividades domésticas, deteniéndose solamente para curar los males específicos de los habitantes del pueblo.

Con una bella fotografía, cuya paleta de colores nos recuerda constantemente el deterioro y antigüedad del lugar, una lenta cámara de seguimiento nos presenta el espacio a través de un largo plano secuencia donde seguimos una ambulancia. Desde el comienzo se nos advierte que algo no anda bien. Una de las habitantes del lugar sufre de una extraña dolencia que si bien todos conocen, nadie tiene la facultad de tratar. Nadie, excepto Jorge, un extraño y solitario abuelo que cura este mal de una particular forma. Aunque los lugareños la cuestionan, la fórmula siempre resulta efectiva.

A través sutiles diálogos llenos de humor y subtexto sexual, los peculiares habitantes del pueblo son presentados por medio de entrevistas donde relatan cómo curan diferentes males. Son ellos mismos los que intentan entender y construir una verdad común sobre estos misteriosos dolores, verdad colectiva y ajena a cualquiera que no sea del lugar. Identidad local plasmada en remedios caseros y mitos, sabiduría ancestral que representa sólo a los lugareños y a nadie más.

Esta película nos sitúa en un pueblo donde cada casa es un universo particular, según el guión, pero también gracias a una cuidada elección de locaciones y personajes, representadas siempre por un lugar específico de la casa y la fachada de la misma. De esta manera se dan a conocer de forma íntegra las características de los personajes y el contexto del lugar, gracias a la exhibición de los detalles de cada uno de estos espacios.

El espanto narra una historia de esas que podríamos leer en un libro de realismo mágico, pero donde sus habitantes en vez de esperar un milagro o  algún extraño evento que los asombre, se contentan con creer en su propio poder- Un poder colectivo que cura todos los males del lugar, un poder construido desde la comunidad y que les da la certeza de misterios que parecen no tener solución. El Dorado es un lugar lleno de enigmáticos personajes que no se guardan su sabiduría para sí mismos, sino que la comparten con todos, incluso con los espectadores.

 

FICHA TÉCNICA
Durante su desarrollo, El Espanto participó de la Beca Ibermedia para el Laboratorio Cinergia Lab 2013 (Costa Rica), el Laboratorio de Producción de Valparaíso 2013 (Chile) y el Docu Lab Guadalajara 2017 (México). Fue financiado gracias al apoyo de INCAA y Fondo Metropolitano de las Ciencias, las Artes y la Cultura, actualmente está nominada al Mejor Montaje en Bafici 2017, con su editora Anita Remón.

Dirección: Martín Benchimol & Pablo Aparo.
Co Producción: Mayra Bottero & Gema Juárez Allen.
Producción Ejecutiva: Mayra Bottero.
Dirección de Fotografía: Fernando Lorenzale & Martín Benchimol.
Dirección de Sonido: Manuel de Andrés.
Montaje: Anita Remón.
64’ – HD / DCP
2017
Grabado en Prov. De Buenos Aires


Desde el año 2013 hasta hoy se desempeña como Productora general de la Fundación documental Mapa Fílmico de un país con los cuales estrenaron el año 2014 Propaganda (Visions Du Reel, Yamagata, Toulouse, Doc Buenos Aires, etc). Trabajó como asistente de dirección y producción en diferentes proyectos de la destacada cineasta Maite Alberdi tales como “Los Niños”, “Topos” y “La Once” (nominada al Goya). Además de desempeñarse como productora y asistente de dirección de diversos cortometrajes independientes, pertenece a la productora Galaxia Lab, con los cuales tiene en carpeta distintos proyectos a realizar durante este año ya sea en la dirección o producción ejecutiva. Este año será Productora General del nuevo largometraje de la fundación MAFI titulado “Dios”.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP