GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Elizabeth, Ganadora del Oscar por Mejor Vestuario ...

Elizabeth, Ganadora del Oscar por Mejor Vestuario el año 2007

Alexandra Byrne es la diseñadora a cargo del vestuario de esta película, pero ¿por qué una película de época, de las cuales se ha dicho que ya es algo trillado recibir un premio por el vestuario que siempre es ostentoso volvió a recibir uno nuevo hace tan poco? …Simple, Elizabeth es una película donde se recurre al vestuario de época y donde vemos ostentosos trajes. Pero entonces ¿Cuál es la diferencia? Es la carga psicológica del vestuario, el viaje y la transformación interna de Elizabeth que se ve reflejado en lo que viste y en lo que se convierte su cara frente al mundo que la rodea y la cuestiona.
Es muy fácil de analizar, porque sin tener que volver a ver la cinta puedes recordar aspectos que te ayudan a hacer uniones; el principio, Elizabeth, la hija bastarda de un rey criada en las montañas, su pelo anaranjado al viento y un vestido verdoso que casi la hacia parecer parte del paisaje, signos de una adolescencia de personalidad, una carencia de espíritu propio que se debe ir superando para lograr el cumplimiento de sus derechos, para mediante avanza el tiempo lograr convertirse en la cuestionada reina soltera, una reina que necesita defenderse y es entonces que aparecen sus risos altos y majestuosos y sus vestidos grandes que le permiten cierta distancia de cualquiera que quisiera acecharla. El vestuario más reducido que se muestra al encontrarse con su amante es reflejo de su entrega vulnerable y firme, su cuerpo esta rodeado por transparencias que permiten ver su interior, la más notable muestra de afecto y sinceridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los momentos más importantes de la película se centra en la guerra y la falta de soldados, es entonces cuando la reina deja sus vestidos y los peinados para ajustar su cuerpo en una armadura masculina que decorada con distinta pedrería y ornamentaciones la transmutan en la versión mejor lograda de el clásico y cliché Juana de Arco, un caballo blanco con una reina armada de capa, espada y una larga cabellera oxidada en su espalda.

 

 

 

El punto alto de la película es también su final, Elizabeth se ha visto traicionada por su amante, sus ayudantes y el rey que pedía su mano, se ha quedado sola frente a su reino y la única imagen que su pueblo admira aún siendo mujer es la de la virgen… Es entonces cuando toma la decisión más importante de su vida, lograr ser la imagen inglesa de la virgen María, cambia su cabello por una abultada peluca y sus vestidos aumentan su tamaño, su piel es cubierta por un blanco maquillaje que le da la imagen de pureza que busca…
La película termina con la visita de la reina a Raleigh y Bess en su casa y la bendición que otorga a su primogénito. En este punto y con el niño en brazos, Isabel I sonríe y se “resigna” a su papel de Reina Virgen y Madre de todos los ingleses

 

 


Sitio web y colectivo chileno de contenidos creativos y difusión en las artes del cine, la fotografía y lo audiovisual.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP