GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

La comodidad en la distancia de Jorge Yacoman

La comodidad en la distancia de Jorge Yacoman

La comodidad en la distancia es el primer largometraje del director chileno Jorge Yacoman (28), quién también dirigió Fragmentos de Lucía, cinta próxima a estrenarse este 26 de mayo en Santiago.

Este es un film muy potente y contraproducente, partiendo por su nombre “La comodidad en la distancia”. Con ese nombre, lo primero que se me vino a la cabeza es la llamada “zona de confort”, y aún así ni un cameo de dicha zona tenemos, lo cual hace aún más intrigante toda esta historia.

La película está llena de silencios incómodos, donde la fuerza se la lleva la magistral puesta en escena de Eusebio Arenas, quien interpreta a la perfección los gestos de una persona que intenta esconder con palabras su origen, pero en su kinésica y dialecto evidencia otra realidad.

“Un joven vaga por las calles de Santiago mientras sufre de una grave enfermedad…”

Al principio resulta impactante ver a un joven ABC1 luciendo casi como un homeless vagando por Santiago, sin rumbo y sin ningún plan aparente, solo observando y comentando la vida de los demás, con una personalidad particular y ambigua, donde no se sabe qué esperar, no sabes si va a estallar en ira, o si será el posible rescatista de un perro atropellado.

La mayoría de los personajes se muestran neutros y pasivos ante su presencia, nadie parece prestarle mucha atención y cada lazo que intenta establecer se ve truncado ante su disfuncional empatía de ponerse en el lugar de la gente, pero lo intenta… algo más poderoso que su voluntad se lo impide…

Nunca queda clara cuál es la “enfermedad” del sujeto, pero da para pensar bastante ¿Será un parásito misógino de la alta sociedad que le inculcó la familia adinerada que lo crió? ¿Será una alergia hipocondriaca de un joven que no soporta respirar el mismo aire que los pobres? ¿Será el corazón destrozado de un joven nihilista, que busca fe en una ciudad gris?

Con estas interrogantes, en Galaxia Up, quisimos entrevistar a Jorge Yacoman, director de la cinta que fue recientemente estrenada en Santiago.

LCELD_02

Jorge ¿Cómo se te ocurrió la idea de realizar la película? ¿Cuánto tiempo tardaron en realizarla?

Partió de muchas situaciones con las que me encontré cuando me empecé a meter en el medio del cine. Quería hacer algo mío y ya tenía varios guiones listos, pero sentía que debía partir con lo más básico. No pensé en términos de producción porque tampoco tenía mucha idea de cómo producir una película, y simplemente empecé a escribir algunos diálogos y situaciones con lugares, texturas y sensaciones en mente. Muchos temas giraban entorno a quién soy, qué es ser chileno y cómo nos relacionamos. Nunca me sentí muy chileno por haber pasado casi toda mi infancia en México y me costó mucho adaptarme y me pasaron muchas cosas a nivel familiar que lo hicieron aún más difícil. Entonces tenía todas estas imágenes y escenas, pero no tenía una historia. Desarrollé gran parte de los personajes pensando en actores que conocía y fue gracias a esa confianza que logré con ellos que el proyecto se empezó a armar. Tardé cerca de 2 meses en tener el guión listo y ahí me lancé a buscar ayuda mostrándole el guión a muchas personas y siempre recibiendo muy buenos comentarios, pero nada de ayuda en concreto. Así pasé varios meses hasta que decidí con Eusebio Arenas, el protagonista, hacerla a la guerrilla, sin plata. Ahí asumí el rol de productor y logré armar un equipo de apenas 5 personas donde casi todos se turnaban los días y finalmente estuvieron casi solo la mitad del rodaje. Fueron 17 jornadas de grabación repartidas durante un mes, en octubre y noviembre del 2012. Después pensaba que la post-producción iba a ser más fácil, sobre todo después de pasar por Cine en Construcción en el Festival de San Sebastián, pero fue igual de complicada y larga. Logramos terminarla como uno o dos meses antes de estrenarla en SANFIC el 2015.

14

¿Por qué se llama “La comodidad en la distancia”? ¿Qué es lo que el protagonista considera como “comodidad”?

En realidad el título siempre lo asocié más al contexto con el que se encuentra el protagonista: a la sociedad. A situaciones que ya se consideran muy normales hoy en día, como tener amistades o relaciones a la distancia, o cómo todo eso que pasa con Facebook, donde mucha gente cree tener miles de amigos, pero en realidad con suerte tiene un par. Me parecía interesante esa distancia y sentía que hay mucha comodidad en ella porque te permite aparentar o mantener relaciones sin tener que comprometerte mucho. En cuanto al protagonista creo que se puede aplicar lo mismo, en el sentido de las diferentes máscaras que usa para esconderse para jugar y meterse en la vida de las personas, sin nunca revelar exactamente lo que quiere con ellas, pero siempre en un conflicto interno que incluso él mismo no lograr entender bien, porque siente que las otras personas también tienen sus máscaras y desconfía de todo. Finalmente se pregunta si a la gente de verdad le importa lo que pasa a su alrededor o solo su propio bienestar.

13

Al comienzo hay varios silencios prolongados ¿Cómo abarcas en tus películas la puesta en escena para este tipo de relaciones humanas? ¿Qué consideras a la hora de construir este tipo de escenas?

Me gustan esos silencios incómodos y torpes, creo que es ahí donde se pueden ver muchas incoherencias e inseguridades de las personas y que a la vez revelan cosas mucho más sinceras que las palabras. Es principalmente éste mundo el que me interesaba explorar, porque no te permite estar en una situación cómoda donde puedes decir  “este personaje es así y quiere esto y el camino que elige para lograrlo es este”. Creo esos datos solo te permiten una cierta referencia, pero para que los actores sean personas y no personajes, es necesario sumergirse en la complejidad de los personajes sin juzgar y sin establecer límites. Esto es difícil a la hora de armar las escenas porque cada frase y palabra toman muchos significados y sub-textos por lo que es fácil enredarse y perderse, pero también es interesante porque siento que le da una cierta poesía al lenguaje cotidiano.

12

Making of: Ignacio Yovane

Se habla en varias ocasiones de misoginia; ¿Por qué elegiste hacer un personaje misógino y cómo lo trabajaste a nivel actoral?

Me interesaba mucho trabajar todo el tema de la identidad partiendo por la figura masculina y todos sus significados a nivel social. Personalmente creo que Chile es una sociedad muy machista y no es solo un machismo que se refleja en el hombre sino que también en la mujer, en esta figura de hombre macho alfa que debe proveer a la mujer de todo, de protegerla y contenerla como si la mujer fuera incapaz de hacerlo por sí misma. Estoy muy en contra de esa forma de pensar y sobre todo porque la forma en que me criaron fue así. Desde los valores que me metieron por la iglesia Católica en el colegio, hasta la forma en que me veía forzado a ser en otras situaciones. Creo que me di cuenta de esto al llegar a Chile y entrar en un colegio de hombres. Mis compañeros y amigos eran muy machistas, siempre refiriéndose con malas palabras a las mujeres, y eso para mí era algo muy violento y no entendía cómo las misma mujeres apoyaban esta forma de pensar.

A nivel actoral creo que fue difícil despojar al personaje de esta fuerza masculina y poder que le da sociedad, mostrándolo desnudo y totalmente expuesto a esta violencia en la desigualdad de géneros. Pero esta misma fragilidad se convertía en una fortaleza muy potente porque convertía al personaje en alguien muy transparente que inspira confianza, pero al mismo tiempo crea una ambigüedad que da espacio a roces y malentendidos.

LCELD_01

¿Crees tú que el protagonista representa a un sector significativo de la clase alta? ¿Cuál es tu mirada sobre esto?

No quería caer en estereotipos o caricaturas con los personajes, pero sí sentía necesario que éstos tuvieran ciertos rasgos y marcas del contexto socioeconómico en el que se desenvuelven. Me interesaba abordar la tremenda distancia que existe en la desigualdad social y no quería hablar desde una mirada marginal que siento que es tan típica y poco honesta.

El personaje tiene una cierta marginalidad, pero la veo más como una soledad y sobre todo una decisión de él que yo creo que es la gran diferencia con la gente marginal de verdad. Fue su decisión alejarse de todo y vivir en esas condiciones, y elegí esa posición porque me era más cercana y honesta en el sentido de alguien que había tenido una cierto mundo armado, pero en el fondo vacío, para luego desarmar este mundo y buscar algo real.

IMG_1699

LCELD_04

¿Por qué crees que los jóvenes caen en un profundo nihilismo?

Creo que pasa mucho porque el sistema en que vivimos nos aleja de nuestra humanidad y espiritualidad. Nos llena de ideas y valores ajenos que realmente no comprendemos, que solo aplicamos mecánicamente para funcionar con el resto. Pero muchas veces pasa que al salir del colegio uno se aleja de ese sistema, entonces, te das cuenta que pasaste 12 años en una burbuja. Ahí es cuando te das cuenta que no sabes quién eres o qué quieres y, además, la forzada decisión de estudiar una carrera solo agrega más presión a esas preguntas que muchas personas deciden evitar, porque el sistema no las valora o simplemente no hay tiempo de responderlas porque hay mil cosas que hacer.

equipo

Equipo de Izq a der: John Piff, José Álamo, Jorge Yacoman, Rodrigo Lagos, Arjoune Casassus, Eusebio Arenas

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

El 26 de mayo se estrena mi segunda película “Fragmentos de Lucía” que creo tiene varios temas parecidos con “La comodidad en la distancia”, pero todo desde el mundo femenino. Además ya estoy empezando a mover la tercera película, buscando fondos y apoyo. Pero es un proyecto mucho más grande y caro, basado en hechos reales. Requiere mucha investigación. También estoy preparando una obra de teatro y espero publicar mis libros pronto. Ahora voy con calma porque necesito bajar un poco el ritmo para cuidar mi salud mental y poder disfrutar del día a día.

¿Cuál es tu visión sobre el cine chileno y latinoamericano?

3

Making of: Romina Perazzo

Siento que el cine chileno está creciendo mucho, agarrando mucha fuerza y confianza en su propia sensibilidad en vez de encajar en un modelo industrial o de Hollywood. Creo que eso es muy importante, porque pienso que el cine no se trata de historias, las historias no son propias del lenguaje cinematográfico, lo más esencial del cine es la experiencia que entrega al sumergirte en un mundo con una sensibilidad distinta. Creo que al cine latinoamericano le sobra talento para eso, porque se hacen películas muy buenas con muy poco presupuesto.


Realizadora cinematográfica egresada el 2013 de la Universidad Mayor con el documental “Maquina Oxidada”, que participó de la muestra en el nuevo Festival de la Habana en Cuba. Actualmente se encuentra en postproducción de su ópera prima: Pëlokelan, largometraje de ficción.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP