GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Hugo Ángel G. sobre el lanzamiento del Fotolibro “...

Hugo Ángel G. sobre el lanzamiento del Fotolibro “Genealogía”

Hugo Angel G. Portada

Hugo Ángel G. se inició en la fotografía en la década de los ’90. Posteriormente se formó como fotógrafo realizando estudios formales en la escuela de Fotografía de Instituto Profesional Arcos. Ha participado en variadas exposiciones y diferentes lugares como el Museo Nacional Bellas Artes, el Centro Nacional de la Fotografía, Galería Contraluz, Salón Nacional de fotografía Foto Cine Club, entre otras. En Galaxia Up conversamos con Hugo Ángel sobre sus procesos como artista y su fotolibro próximo a lanzar “Genealogía”.

Genealogía es un ensayo que propone un acercamiento al proceso de muerte, tanto psicológica, como corporal, y cómo ésta va transformado la individualidad y re-significando la realidad del que la vive y la de los que lo acompañan, generando un sentido de realidad difuso donde se entrelazan los recuerdos, lo onírico, los miedos.

La muerte se entiende como el paso de un estado a otro, como el paso a la habitación de al lado. Vida y muerte se funden y confunden en las imágenes del artista donde el alma se nos manifiesta como inmortal y los límites que dividen el alma y el cuerpo se hacen cada vez más difusos.

Hugo Angel G.7

“Los muertos son seres invisibles, no ausentes”
San Agustín

Hugo, cuéntanos sobre tus inicios ¿Cómo surgió tu pasión por la fotografía?

A los 19 años, en ese tiempo estudiaba Psicología. Empecé a conocer el trabajo de un amigo que estudiaba fotografía, junto con su trabajo y sus procesos técnicos. Me cautivó aprender más y hacer fotografía. Compré mi primera cámara por esos años, recuerdo que era una Minolta, y comencé a fotografiar inicialmente de manera autodidacta. Me fascinaba mucho el trabajo de laboratorio, el proceso químico post captura, el cual ya realizaba en ese entonces de manera muy artesanal. Mis primeras incursiones fotográficas las realicé en la Fiestas religiosas de Andacollo (La Serena, IV Región) junto al fotógrafo Claudio Pérez, realizando un registro visual de la fiesta. Luego dejé mi carrera de Psicología y comencé a estudiar Fotografía en el año 1993 en el Instituto Arcos. 

Hugo Angel G.4

Mi pasión por la fotografía nace de la necesidad de acercarme a la “realidad” a través del registro visual de ciertos temas, registro que a su vez es el detonante de procesos narrativos articulados en torno a la imagen.

A propósito de “Genealogía” ¿De dónde proviene la inspiración de tu trabajo? ¿Por qué trabajar el concepto de la muerte?

Genealogía es un ensayo visual que responde a una necesidad de búsqueda del origen personal y de la cadena Genealógica familiar ausente y perdida a través de un registro narrativo fotográfico. El trabajo tiene 10 años de recorrido, donde fotografié eventos familiares que se eluden del registro fotográfico convencional. Fue acercarse en puntillas a ciertos temas tabú, tácitos e incómodos, en el imaginario social, como es la muerte y su registro.

La Fotografía Post-Mortem tiene una cierta aura de transgresión, pero a la vez en muchas culturas y tiempos ha sido parte de un rito social aceptado de ser la última imagen de una persona en un registro, la última gota de resistencia de la memoria.

Hugo Angel G.2

¿Cómo funciona tu técnica fotográfica y cómo es tu proceso creativo?

Mi formación como fotógrafo fue completamente analógica en cuanto a técnica y formato. Hoy en día he retomado esta práctica y forma original de hacer fotografía y me encuentro trabajando en la mayoría de los proyectos con película fotográfica.

La mayoría de mi trabajo lo he desarrollado en B&N y película. Me seduce la textura, la calidez y la capacidad expresiva que puedes lograr con el formato análogo.

Genealogia

La mayoría de las veces parto con alguna idea, tema o alguna reflexión de algún libro que estoy leyendo. En general mi trabajo está influenciado por el documentalismo, pero desde una perspectiva subjetiva e intimista. Posteriormente hay un arduo, pero fascinante trabajo, dedicado a la edición y construcción del relato, éste es el proceso donde se direcciona y estructura la narrativa, la hebra del relato. Este proceso es fundamental, ya que vas organizando y dando la línea a tu trabajo.

Hay otro tipo de proyectos donde solo comienzo haciendo fotografías, más libremente, sin buscar algo en particular y luego se va armando una historia, una serie o un cuerpo de trabajo con alguna idea en torno a él. Me gusta también trabajar así porque me da mas libertad y el resultado tiene mucho de asombro y espontaneidad.

Hugo Angel G.1

¿Cual ha sido tu mayor reto fotográfico?

Creo que es un reto constante cada vez que decides fotografiar este tema y sobre todo personas, espacios personales, intimidades y grupos humanos. Hay sensibilidades y hay que también tener cierto respeto (distancia) y a la vez un fuerte grado de involucramiento y también transgresión (cercanía), para poder fotografiar estas situaciones. Es una dualidad muy sutil que hay que saber manejar y tratar con sumo cuidado. Recuerdo unas palabras que leí al respecto de Martine Franck en un epistolario con John Berger: “La cámara es una frontera en sí misma, una barrera, si así se le puede llamar, que uno está echando abajo continuamente para aproximarse al tema que está fotografiando. Y al hacerlo sobrepasa unos límites, no sin cierta sensación de atrevimiento, de ir más allá, de estar siendo mal educado, de desear ser invisible…

En general, ¿Cuáles han sido las mayores satisfacciones y las dificultades en tu proceso como fotógrafo?

Haber podido articular a través de la fotografía un lenguaje propio y personal para poder desarrollar mis proyectos e ideas. Además de poder contactarme y relacionarme con personas y realidades que en otras circunstancias no hubiera podido. Me ha permitido relacionarme con grandes fotógrafos de todo el mundo que comparten este arte.

Hugo Angel G.3

Las dificultades en este oficio siempre están de la mano de la gestión y los recursos para poder desarrollar los proyectos que te interesan. Además siempre hay dificultades respecto a la circulación de las obras y trabajos. Por eso muchos fotógrafos se han asociado en colectivos y se han generado plataformas de autogestión de proyectos y también de auto publicación.

¿Cómo ves tú que se ha construido nuestra identidad en la fotografía chilena? 

Chile tiene una fuerte tradición documentalista, propia también de la fotografía Latinoamericana. La identidad se va formando en torno primero a los autores, a ciertos tópicos referentes, a ciertas miradas de los temas y a los rasgos culturales.

Hay generaciones que han dejado una impronta referencia histórica e idealista como ha sido la fotografía de los años 80, donde la fotografía de denuncia político-social respondía a una necesidad de visibilizar la contingencia en dictadura. Hay autores extraordinarios y con mucha visibilidad en Chile y extranjero que fueron un icono de este periodo y los cuales han seguido su trayectoria propia.

Los ‘90 fueron tiempos difíciles post-dictadura en que la fotografía de autor buscaba hacerse un espacio y discurso propio desde una lejanía tangente a las narrativas fotográficas prevalecientes en los ’80. Hoy se dispersa por distintos caminos; posee una identidad visual muy potente pero que por distintos motivos está ausente y con pocos registros e hitos materiales de su obra.

En la actualidad hay muchos autores y propuestas muy interesantes, con mucha figuración, pero no sé con qué nivel de trascendencia. Hoy la dinámica de las convocatorias, concursos, postulaciones de todo orden, posibilita una rápida figuración y mayor circulación de obras, pero también se pierde la profundidad.

Genealogia

La velocidad de los procesos tiende a ser más vertiginosa y genera impermanencia y poca posibilidad de detenerse en los trabajos, en generar espacios de reflexión de los discursos y propuestas. Pero como contraparte también genera mayor apertura, oportunidades y visibilidad.

¿Cuál es tu mensaje para fotógrafos que se están iniciando?

Fotografiar, Fotografiar y Fotografiar. Trabajar duro y concentrarse obsesivamente en cada tema, tratar de desarrollarlo a cabalidad e ir cerrando los proyectos. Buscar su propio lenguaje e identidad personal en su trabajo. Ver mucha fotografía, aprender de los referentes y sobre todo conocer la tradición fotográfica chilena y Latinoamericana de la cual de alguna manera estamos insertos y provenimos de ese imaginario visual.

Proyecto Fotolibro “Uroboros” (Maqueta). http://artilugio.cl/uroboros/

Exposición “Valparaíso” Curada por Alberto García Alix, Centro Cultural de España

Participación PhotoEspaña, Trasatlantica 2015 http://www.phe.es/es/trasatlantica/visionados_participantes/130/hugo_ange

La fotografía es la presencia de una ausencia. Este trabajo intenta restituir esa dualidad, es decir evoca y reconstruye la cadena genealógica familiar perdida, ausente, silenciada, desde la huella de la luz, desde la impresión lumínica de la fotografía”, señala Hugo Ángel G. en su trabajo pronto a lanzar en Espacio Fundación Telefónica el día 23 de junio a las 19:30 hrs. y en Casa Espacio BSAS el 24 de junio en Valparaíso a las 19:00 hrs.


Licenciada en Filosofía de la Universidad de Chile y Licenciada en Estética de la PUC. Fotógrafa interesada en fotografía urbana y arquitectura. Apasionada por la escritura analítica y teórica del arte, comienza a publicar sobre fotografía, artes visuales y cine en páginas web como Corte Irracional, Cine Tv & Más y Museo Internacional de Chile. Además, es Instructora certificada en Hatha yoga en la Academia Chilena de Yoga y en Método Pilates Matwork en Centro Zen Pilates. Colabora como editora en la sección de fotografía en Galaxia Up.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP