GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Fotógrafos: David Nebreda, hacia una estética de l...

Fotógrafos: David Nebreda, hacia una estética de lo siniestro y lo grotesco

David Nebreda, fotógrafo español diagnosticado con esquizofrenia, basa su trabajo en la relación con su propio cuerpo y su enfermedad para describirnos su dura realidad de autoexilio vivida hace algunas décadas en el encierro de su habitación, el dolor y terror de fantasmas que lo asedian. Tras el infierno de la mente de Nebreda se nos presenta un artista que trabaja en su propia piel; flagelaciones, amputaciones, delgadez extrema, excremento, son algunas de las expresiones que se manifiestan en sus fotografías, en donde lo siniestro y lo grotesco se presentan como cuestiones vitales de análisis para el arte contemporáneo.

Nebreda2

Siniestro, del latín sinister, izquierdo.
Desgraciado, funesto, infeliz, desfavorable
Grotesco, del italiano grotto, derivado del latín crypta
Gruta, galería subterránea.
Escondido, oculto

Desde que el arte ha sido considerado una técnica basada en cánones academicistas, nos hemos encontrado con el concepto inherente al arte como manifestación de lo bello, de una estética de la perfección. En la escena artística occidental, hace siglos ha dominado el ideal de lo hermoso, lo bello, lo estéticamente correcto. Es así, como a lo largo del tiempo muchas obras han sido consideradas con menor valor respecto al canon tradicional, siendo desplazadas y denostadas en su valor artístico. Afortunadamente, muchos artistas y obras menospreciadas han prevalecido debido a que hemos sido capaces de aceptar que todo lo que está fuera de los límites, todo lo que no encaja en cánones establecidos es parte de la realidad humana, es fuente y reflejo de la vida. Somos forjadores de la realidad en cuanto aceptamos que no hay luz sin sombra, que lo cálido no es tal si no entendemos la experiencia sensorial de lo frío. Nada sería como es sin su opuesto, sin la polaridad de su existencia.

Nebreda5

Nebreda4

Reflexiones filosóficas en torno a la belleza se abren con Baumgarten, entregándonos a la Estética como la ciencia del conocimiento de los sentidos. Esta apertura de mirada en torno a la belleza nos presenta diversas formas de manifestación en el arte. Así nace junto a Kant en el siglo XVIII la apertura a una filosofía de lo sublime, aquello que nos enfrenta al equilibrio de lo bello, aquello que conmueve. A mediados del siglo XIX, la belleza de lo sublime se manifiesta en categorías estéticas como lo patético, lo terrorífico, lo siniestro, lo grotesco. Este último ha estado presente, ya sea subsistiendo en manifestaciones aisladas y como algo excluido de la alta cultura o como forma artística por derecho propio. En el caso de David Nebreda, los límites entre la locura y el arte se manifiestan a través de lo grotesco como forma de arte, como medio de lo fotográfico y de lo sublime, como manifestación del dolor y de la desesperación del hombre detrás de la mediación. Esta circunstancia que enfatiza el distanciamiento del mundo conocido no significa una total ausencia de locura. Antes se había hablado de la pérdida de la razón como uno de los motivos de lo grotesco.

Nebreda6

Lo bello y lo feo en pugna, ignorando toda aquella sensación escatológica o de asco, dan paso a lo grotesco  y lo siniestro; amplían ambos las fronteras del arte traspasando el canon academicista. El mundo de la enfermedad, las pesadillas, la fantasía y lo monstruoso aparece como parte también de nuestro mundo, tanto en la sociedad, como en la introspección individual de Nebreda. Lo monstruoso es capaz de reflejar mejor nuestra realidad, por contradictorio que parezca. Una clase de fealdad que no satisface lo estético como belleza artística, nos despierta el sentimiento de lo repulsivo y a la vez, la curiosidad y morbo por lo grotesco, por lo siniestro de un rostro tapado en excremento, de un cuerpo anoréxico sangrante flagelado. Es en el rechazo en el que se encuentra lo cautivante de su obra. La mirada hacia la obra artística se transforma lentamente en una curiosidad vogeurista hacia lo sombrío y lo oculto, situándonos en el territorio de la marginalidad en donde conviven lo grotesco y lo siniestro y el deseo como espectador de quitar la mirada y no hacer frente a lo real.

Nebreda1

Lo grotesco es en realidad una forma de conceptualizar el estremecimiento que se siente ante el vacío, ante el mundo desquiciado. Sin embargo, el hecho de que Nebreda haya visto la necesidad de plasmarlo y de denunciarlo implica -en su carácter de crítica- cierto influjo esperanzador, una leve certeza de que el mundo puede mejorar a través del arte, que puede convertirse en un acto catártico de sacrificio y creación desde el infierno de lo oculto más encriptado.

Más sobre el artista: 

http://www.boumbang.com/david-nebreda/

https://mastersofphotography.wordpress.com/2013/05/07/david-nebreda-2/

http://xmementoxmorix.blogspot.cl/2007/09/david-nebreda.html


Licenciada en Filosofía de la Universidad de Chile y Licenciada en Estética de la PUC. Fotógrafa interesada en fotografía urbana y arquitectura. Apasionada por la escritura analítica y teórica del arte, comienza a publicar sobre fotografía, artes visuales y cine en páginas web como Corte Irracional, Cine Tv & Más y Museo Internacional de Chile. Además, es Instructora certificada en Hatha yoga en la Academia Chilena de Yoga y en Método Pilates Matwork en Centro Zen Pilates. Colabora como editora en la sección de fotografía en Galaxia Up.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP