GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Fotógrafos: Sergio Larraín, un intruso en la ciuda...

Fotógrafos: Sergio Larraín, un intruso en la ciudad buscando la otra cara de la realidad.

Sergio Larraín (1931-2012) fotógrafo chileno, fue la oveja negra de su familia Larraín Echeñique, sus cercanos lo señalan y su libro biográfico lo ratificó. Pero sin duda hay que reconocer que fue un privilegiado: estudió en uno de los colegios más exclusivos de Santiago, el Saint George, luego se fue a Estados Unidos a estudiar ingeniería forestal, la cual congeló para dedicarse de lleno a la fotografía. Larraín no era un cuico, ni un turista tipo japonés disparando el obturador a destajo. Más bien él era un intérprete de la realidad retratando sus necesidades, abandono, pobreza y lujuria, entre otras más.Su amiga Carmen Silva y el poeta Pablo Neruda, con quienes trabajó; fueron más famosos que él, pero eso no parecía molestarle. Algunos de mis amigos apasionados por la fotografía me revelaron que nunca habían escuchado ni visto algo de Larraín. Otros me  confesaron que el 2012, cuando falleció y fue noticia en televisión, recién supieron de su existencia, “el viejo hippie que se fue a vivir a la montaña”, me señaló uno mientras sorbeteaba su taza de té.

SERGIO LARRAIN 5

Muy pocos conocían, o conocen, de su gran trayectoria que lo llevó a ser el primer fotógrafo latinoamericano y chileno en trabajar en la prestigiosa Agencia Magnum, ubicada en París.

sergio2

Hace dos años, tuve la oportunidad de visitar Retrospectiva de Sergio Larraín que se montó en el Museo de Bellas Artes. En aquel entonces, como en una peregrinación, seguí los pasos del grupo de visitantes para detenernos en cada una de las 127 imágenes en blanco y negro, pinturas, escritos y revistas. Como buen curioso me detuve frente a una fotografía que el grupo pasó por alto. Observé unos pies pequeños de niños completamente embarrados escalando un peldaño de madera, al contemplarla me surgió la duda: ¿Qué habrá detrás de dicha foto? Son niños chilotes, deduje, que están subiendo un muelle o un palafito, quizás vivían solitarios y húmedos debajo de esas tablas o tal vez sólo estaban jugando. Cada fotografía de Larraín tiene un sinfín de interpretaciones que supo desarrollar muy bien junto a una perfecta armonía y encuadre entre realismo documental (pobreza) y lo artístico (perspectivas, enfoques y planos).

sergiolarrain3

Fueron varios los personajes –vulnerables y otros no tanto – que Sergio Larraín retrató en distintos países. Múltiples son los negativos que testifican aquello. Larraín no era un turista con la cámara colgada al cuello buscando fotografiar lo típico de cada ciudad, sino que se dedicaba a ser un flanéur, diría Benjamin Walter, un intruso en la ciudad buscando la otra cara de la realidad, lo que la urbe trata de esconder e higienizar.

sergiolarrain1

Los adoquines y las murallas son sus paisajes, pues no importa el fondo sino lo que se está retratando: vagabundos, niños y perros callejeros, prostitutas y travestis. Quizás en sus fotografías está el retrato de su propio abandono familiar enfocando a esos pequeños huachos que deambulan por la ribera del río Mapocho. Según sus cercanos Larraín nunca tuvo el cariño y la aprobación como artista que esperaba de su padre.

 Sergio Larraín

Sergio Larraín

Las fotos que más me gustan de Larraín no son la de fotorreportajes. Soy un admirador de sus fotografías que están lejos de ser imágenes de publicidad, menos son fotografías de trincheras al estilo de Robert Cappa. Lo de Sergio son imágenes que se enmarcan en el realismo, que no se enfocan en un lugar sino en un momento y un contexto social ideal para que nosotros los receptores de las imágenes echemos a volar nuestra imaginación con un sinfín de interpretaciones.

SERGIO LARRAIN 2

Finalmente les recomiendo tener, leer u hojear el libro Sergio Larraín. Biografía/ estética/ fotografía, de Gonzalo Leiva Quijada. 2012. Editorial Metales Pesados.


Estudiante de periodismo de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Asistente de biblioteca.
No soy fotógrafo pero me gusta sacar fotos y no soy guionista pero tengo algunos trabajos dando vuelta por ahí.

RELATED POST

  1. Me ha llamado la atenciòn las poderosas fotografìas de Sergio Larrain que nos muestra de una manera muy particular, su ojo para captar imàgenes muy realistas que nos lleva a imaginar no solamente lo que nos muestra la foto, sino situaciones de un mundo interior muy desarrollado.

  2. Lilia Muñoz

    5 Agosto

    Agradezco esta nota que muestra con gran nitidez el legado de Sergio Larraín. Las fotografías no son numerosas pero sí de las más bellas, y de calidad impecable en su reproducción de luces y sombras. La última, que creo se titula “Las hijas del pescador” es una maravilla y me conmueve muy especialmente. También agradezco la del propio Larraín ya mayor, que no es fácil encontrar. Vengo de ver en la web muchos documentales de su obra, que no tienen la calidad de este informe.

  3. Valentin Minguez

    21 Octubre

    A la foto de las niñas en la playa que publicas le han borrado los palos de los cuales cuelgan las niñas.

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP