GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Game of Thrones, 5a Temporada, Episodio 4: Los Hij...

Game of Thrones, 5a Temporada, Episodio 4: Los Hijos de la Arpía (2015) de David Benioff y D. B. Weiss

Juego de Tronos es una serie de fantasía dramática basada en la saga de novelas Canción de Hielo y Fuego escritas por George R. R. Martin. La serie sigue los conflictos de poder entre las distintas casas que habitan en los continentes ficticios Westeros y Essos en su lucha por apropiarse del Trono de Hierro. Juego de Tronos, es probablemente la serie más exitosa de HBO y ha sido ganadora de numerosos galardones, tales como los premios Emmy, Golden Globe y Satellite Awards, entre otros.

A lo largo de sus cuatro primeras temporadas, Juego de Tronos se ha establecido como una serie de alta calidad y de gran fineza en la construcción de diálogos y personajes. Si bien la serie presenta un mundo de fantasía, con dragones, hechiceras, gigantes, zombies y un largo y mágico etcétera, la narración se centra en gran parte en la micropolítica que tiene lugar entre sus complejos personajes. La quinta temporada se estrenó en abril de este año y en esta ocasión revisaremos en particular el cuarto episodio Los Hijos de la Arpía, que salió al aire el pasado lunes 3 de mayo.

game_of_thrones_season5_Jamie y Bron  game_of_thrones_season5_Sir Barristan

A la altura de capítulos como Blackwater (T2,C9) y Las Lluvias de Castemere (T3, C9), Los Hijos de la Arpía goza de una construcción tal que en tan solo 45 minutos logra explicar el desarrollo de las principales líneas narrativas de la temporada, a la vez deja al televidente absolutamente expectante. Los capítulos anteriores de esta temporada habían sido más bien lentos y sin grandes giros, lo que suma al impacto de Los Hijos de la Arpía y hace retomar el entusiasmo por la serie.

Una posible teoría conspirativa podría interpretar el filtrado de los cuatro primeros episodios de la serie a principios de abril como algo intencional, como una manera de asegurar que los espectadores más férreos (y asiduos a la piratería) se mantuviesen cautivos gracias a la potencia del cuarto capítulo, a pesar de la lentitud de los primeros tres. Pero esto, por supuesto, no es más que una teoría.

game_of_thrones_season5_Militia of Faith and the king copiagame_of_thrones_season5_Dany y Sir Barristan

Una de las razones que hacen de este episodio un gran punto de inflexión en el devenir de la serie, es la variedad de notas que toca la narración, pasa del suspenso al humor, del erotismo al drama y sumando un par de escenas de pelea bastante bien orquestadas.

Otro aspecto interesante del episodio gira en torno a las facetas nuevas o desconocidas de algunos de los personajes. Por ejemplo, vemos a Sansa (Sophie Turner), siempre sufriente y frágil, ganando un poco más de seguridad en sí misma y en su capacidad para gobernar su propia vida, aun cuando este empoderamiento sea producto del manejo de Littlefinger (Aidan Gillen).

Recordamos además la capacidad manipulativa y el poder de Cersei (Lena Headey), el que se había puesto un tanto en duda en episodios anteriores cuando le rindió pleitesía a Margaery (Natalie Dormer).

game_of_thrones_season5_Arpía

Descubrimos que la resistencia de Cersei a dimitir su rol de Reina es tan grande que es capaz de poner en peligro a su propio hijo para demostrar su supremacía. Vemos también al rígido de Stannis (Stephen Dillane) abriendo su corazón, que creíamos de piedra, ante su hija Shireen (Kerry Ingram), en una de las escenas más conmovedoras de la temporada y de la serie en general. Se nos revelan nuevos datos sobre personajes del pasado, como Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. Vemos a Sir Barristan (Ian McElhinney), quien fue anteriormente discriminado por su edad y despedido de la guardia real, sacando a relucir todos sus dotes de espadachín experto y dando clases de combate. Descubrimos, por último y más bien decepcionados, que el ejército de los Inmaculados no estaba para nada tan bien entrenado como se suponía.

game_of_thrones_season5_Sansa

El capítulo introduce además posibles fuentes de conflicto futuras. Una de ellas es la Milicia de la Fé, la agrupación de fanáticos religiosos homofóbicos financiada por Cersei para sus propósitos personales pero que, vislumbramos que muy pronto puede escapar del dominio de la Reina Madre y convertirse en una gran amenaza para la nobleza. Conocemos también a las hijas de Oberyn (Pedro Pascal), tres guerreras tipo amazonas que prometen venganza en contra de los asesinos de su padre al otro lado del mar.

Los Hijos de la Arpía marca un antes y un después en la temporada. Nos explica el pasado y nos esboza un futuro cargado de intriga. Juego de Tronos sigue igual de viva que siempre. En mi opinión, este es uno de los mejores episodios de la serie.


Actriz de la Universidad Católica e investigadora en pedagogía teatral. Catalina ha trabajado en varios proyectos teatrales independientes como actriz y asistente de dirección. Cinéfila y tevemaniaca desde temprana edad, le interesa la pantalla como un medio de análisis personal y social. Hoy en día reside en las frías y verdes tierras irlandesas, rodeada de arcoíris y duendes.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP