GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL
READING

Joel Poblete: “Lo más valioso es que la crítica si...

Joel Poblete: “Lo más valioso es que la crítica sirva de punto de partida para la reflexión”

Joel Poblete, periodista, crítico de cine y programador de SANFIC, desde los inicios de su carrera se ha vinculado al cine a través del periodismo, desempeñándose en el área de espectáculos en prensa escrita y televisión. Buscando un espacio fuera de los medios tradicionales, fue uno de los fundadores en 2001 la revista digital Mabuse  para publicar críticas de cine.

Su relación con la crítica de arte se desarrolló a partir de su relación con el Círculo de Críticos de Arte, convirtiéndose en presidente de la organización entre 2011 y 2013. Es parte de la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica (FIPRESCI), entidad en la que colabora y en la que circunscribe su trabajo por los diversos festivales de cine a los que asiste, transformándose en un personaje clave de la industria. También ha sido invitado como jurado a algunos certámenes, como al Festival de Cine Biobío. Actualmente es programador senior en SANFIC, de la productora y distribuidora de cine Storyboard Media.

¿Cómo crees que influye la crítica de cine entre el espectador y la obra?
La crítica de cine ha ido variando mucho gracias a las nuevas tecnologías y la diversificación de las plataformas donde la gente puede comentar y hablar de cine. Ahora hay muchos críticos o personas que tienen sus propios blogs para hablar de cine y, aunque algunos sean muy conocidos, la audiencia no les exige saber su origen de crítico.
Hoy se dice que la crítica de cine ya no tiene tanto impacto como antes, ya que antes un crítico decía “vayan” o “no vayan a ver esta película” y eso generaba una respuesta en la audiencia. Además, el concepto de “lo bueno y lo malo” es muy subjetivo, como siempre lo es la mirada del arte. Un crítico puede orientarte, guiarte con su opinión, incluso -a veces- con una película que no le gustó, pero que lo hizo reflexionar. Eso es lo fascinante de que la crítica siga viva. Todavía hay cinéfilos que respetan a algunos críticos, los siguen y los toman en cuenta; como, por otro lado, hay gente que se burla en redes sociales de la opinión de algunos críticos. Hay de todo.
Creo que la opinión de los críticos sigue importando, pero tal vez existe en la gente una percepción de que ya no importa tanto como antes, o que no es tan relevante. Hoy pueden no recomendar alguna película y las salas se llenan igual. Así como al revés, hay veces en que hay excelente crítica de películas, que han ganado premios, como pasa con el cine chileno, y la gente no acude a las salas. Lo más valioso es que la crítica sirva de punto de partida para la reflexión, el debate, el surgimiento de ideas, el análisis o el abordaje del cine.

¿Cuál es tu visión sobre el cine chileno de las últimas décadas?
El cine chileno está pasando por un excelente momento, donde están coincidiendo distintas cosas: las películas chilenas están triunfando con premios en festivales en el mundo y están teniendo buena crítica. Personalmente lo he podido comprobar con muchos amigos críticos de otros países, quienes me han dicho que les han gustado películas independientes chilenas. Y uno, de cierta manera, se siente orgulloso, porque a pesar de que yo no hago películas, estoy colaborando en distintos ámbitos del medio audiovisual local.
El problema siempre es cómo llegar al público. Ese es el desafío y no tiene que ver con que las películas sean buenas o malas, tiene que ver con la formación de audiencias, con enseñar a la gente a que no se quede con la impresión de ciertas películas, ciertas comedias chilenas y que se atreva a ver otro cine chileno.
Como programador, he ido visualizando el medio audiovisual chileno a través de sus realizadores. En SANFIC me ha tocado ver autores con sus primeros cortometrajes y luego con el estreno de sus largometrajes en festivales, por ejemplo a Maite Alberdi o Dominga Sotomayor.

SANFIC – Encuentro del cineasta y guionista Paul Schrader moderado por Alberto Fuguet y Joel Poblete.

Pre Estreno La Mentirita Blanca de Storyboard Media, San Carlos.

¿Qué opinas sobre los festivales de cine y su desarrollo en Chile?

Los festivales muchas veces llegan a un público distinto del que va al cine a ver cine comercial. El público de festivales muchas veces no ve sus intereses reflejados en la cartelera que tiene a disposición y por ello acude a estos certámenes. Son personas que aman el cine, un público más atento, más respetuoso.
Los festivales tienen cierta labor en la formación de audiencias, es importante ir educando al público, cultivar el respeto por la obra, a la instancia misma de estar en una sala de cine, ya que algunas costumbres se pierden producto de que la gente ahora está más acostumbrada a ver películas en su casa y no en una función en el cine.

¿Cómo ha sido tu experiencia de trabajo en el área de distribución con Storyboard Media?
La distribución en Storyboard Media ha sido muy interesante, ya que estamos comenzando y hemos ido aprendiendo muchas cosas. Hemos visto el modelo de distribuidoras de cine chileno y hemos tratado de rescatar lo más valioso y adaptarlo a lo que hacemos nosotros. Con un trato cercano con los directores, llevamos la película fuera de Santiago, la mostramos junto al director y las acercamos al público cuidando lo más posible las obras.
La idea de apoyar el cine independiente es porque, en muchos aspectos, tiene un camino más difícil que el de las películas chilenas de producciones mayores. El circuito alternativo se ha ido afianzando mucho ahora con la Red de Salas. Son iniciativas muy buenas, ya que ahí también se forman audiencias y se descentraliza.
El primer año tuvimos un grupo de seis películas estrenadas y ahora vamos estrenar cinco, partiendo en poco tiempo más con “La Mentirita Blanca”, estamos muy entusiasmados. Somos una productora independiente y no podemos acoger tantas películas que buscan apoyo, eso a veces es lo más complicado. Parte de nuestra labor curatorial es seleccionar aquellas películas que a través de esta vía tengan mayor visualización. Tuvimos una muy buena experiencia con “El Tila”, ya que dio bastante que hablar en los medios, acudió mucha gente al cine, es una película que llega al corazón de los espectadores, por su mensaje, por su historia, por lo bien realizada.

 


Sitio web y colectivo chileno de contenidos creativos y difusión en las artes del cine, la fotografía y lo audiovisual.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP