GALAXIA UP | UNIVERSO POPULAR AUDIOVISUAL

Moonlight Shadow de Banana Yoshimoto.


Moonlight Shadow de Banana Yoshimoto (1988, 44 páginas) es una bella historia sobre la pérdida, el amor joven, y la soledad. Se publica como una pieza de acompañamiento de Kitchen, su trabajo más largo.

El personaje central de esta novela es Satsuki, una mujer de 20 años de edad. Ella acaba de perder el primer amor de su vida, Hitoshi, con el cual estuvo cuatro años. Este personaje logra transmitir con toda naturalidad su sufrimiento y desolación.

“Perder al ser amado ha sido la primera experiencia de la que yo llamo, a pesar de tener sólo 20 años, mi larga vida, y me ha hecho sufrir tanto que, a veces, pensaba que dejaría de respirar. Mi corazón, la noche en la que él murió, se fue a otra dimensión, y ya no pudo volver a mí, de ninguna manera.” 

Autor: Banana Yoshimoto (arriba) 
En esta búsqueda de Satsuki por volver a ser la de antes, cuenta con el apoyo del Hermano de Hitoshi el cual también perdió a su novia, en ese mismo accidente. Pero sobre todo, le sirvió conocer a una extraña chica (Urara) que logró llamar totalmente su atención y que sin saberlo, la ayudaría a sentirse nuevamente viva.
“Urara habló de esta forma y sonrió alegremente. Yo preferiría creer en esta manera que Urara me explicaba con tanta naturalidad que en la gran cantidad de medios que existían para saber un número de teléfono. Ella hacía sentir esto a los demás. Era como si yo la conociera, en algún lugar de mi corazón, desde mucho antes y que, ahora, casi llorase de la alegría por volver a verla”. 
Dentro de las muchas cosas que suceden, Yoshimoto nos prepara para algo mágico que ocurrirá, algo que Urara le mostrará a Satsuki y que nos enteraremos sólo al final de la historia. Satsuki luego de la muerte de Hotoshi, decide salir a correr todas las mañana hacía el río, es ahí donde conoce a Urara y donde se presentará el suceso.
“¿Qué es este algo? ¿De qué se trata? ¿Es posible que no llegue a verlo?
No podía hacer más que inundarla de preguntas.
-Sí. Depende del tiempo que haga y también de tu estado. Es algo muy delicado y no se puede garantizar nada. Se trata simplemente de una sensación mía, pero tu relación con el río e muy estrecha. Por eso podrás verlo, estoy segura. Pasado mañana a esa hora, se dan unas condiciones que ocurren cada cien años, y quizá puedas ver algo parecido a una ilusión, perdona, sólo puedo decir eso. Es posible.” 
Es un relato muy entretenido y su final bastante conmovedor. Además es corto, para quienes no les gusta pasar mucho tiempo leyendo y quieren saber luego qué ocurre al final. Totalmente recomendable.

Sitio web y colectivo chileno de contenidos creativos y difusión en las artes del cine, la fotografía y lo audiovisual.

RELATED POST

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

INSTAGRAM
GALAXIA UP